jueves, 12 de abril de 2018

LA TAPA, LA REINA DE LA MESA


Porque en un pequeño plato condensan todo un legado gastronómico. Porque son rápidas de servir y tomar. Porque cuestan poco. Porque permiten probar más y más… Sea por lo que fuere el caso es que la tapa es la reina de la mesa de los bares de nuestros pueblos. Así que olvídate del formalismo y da la bienvenida a la improvisación porque esta primavera en Caminos de Pasión te llevamos de tapas.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que, más allá del tipo de bar que visitemos y de la oferta más o menos elaborada, irse de tapas es toda una filosofía que encaja a la perfección con el carácter andaluz porque es algo que se practica generalmente en una terraza al aire libre y en un ambiente distendido y amigable. Es decir, las tapas están pensadas para compartirlas con los demás y para que elijas sobre la marcha lo que te apetezca en ese mismo momento, sin imposiciones y sin nada pre-establecido.

En cuanto a los sabores, tendrás todas las opciones que se te pasen por la mente. Te pares donde te pares las cartas de nuestros bares cuentan con una completísima oferta que incluyen las recetas y los platos más típicos de cada zona, tanto de carne, como de pescado, aliños o verduras.
Además, a las propuestas más tradicionales que reproducen los guisos caseros de toda la vida se suman las más innovadoras, que en muchos casos beben de las recetas clásicas pero que las revisan incorporándoles nuevas técnicas o toques. Y, luego, en cada establecimiento tienen sus recomendaciones y tapas estrellas.

Así, no te pierdas el pollo a la secretaria, los quesos y los embutidos de Alcalá la Real que puedes probar en el bar Zacatín o en Casa Pepe, donde también tienen los jarretes a la alcalaína. En Baena es imprescindible probar dos de los platos estrellas de la provincia cordobesa: el salmorejo y el flamenquín. Algunas opciones para hacerlo es en Casa del Monte y en la Cruz del segador.

Entre nuestros favoritos de Cabra están el revuelto de habitas, el rabo de Toro y los boquerones en vinagre de establecimientos como La casilla y la Beltrana. Y entre los de Carmona las berenjenas gratinadas de El tabanco, cualquier tapa con los productos frescos del Mercado de Abastos y los montaditos de Mingalario.

De Écija nos quedamos con la sopa de gato y las espinacas labradas de bares como Hispania y  Casa Machin. De Lucena con las papas en ajopollo y los bollos rellenos del Restaurante Araceli y la Dehesa de Aras. Y de Osuna con un clásico: la ardoria, que puedes pedir en Doña Guadalupe y la Taberna Jicales, y con las novedosas tapas de juego de tronos que sirven en Casa Curro.

En Priego de Córdoba nos encanta el relleno de carnaval, revuelto de collejas y cualquier tapa elaborada con su riquísimo Aceite de Oliva Virgen Extra, que encontrarás en el Zahorí, el Califato y la Muralla. En Puente Genil la ensalada de San Marcos (25 de abril), el pollo con almendras y el cordero en salsa de membrillo de Casa Pedro, de tapas más tradicionales, y Voulé, más innovadoras.

Por último en Utrera  no te quedes sin comer sus adictivas aceitunas gordales  y los derivados de la gallina utrerana (raza autóctona) de Besana tapas o los garbanzos con choco (de El arco).
En cualquier caso, para descubrir tus favoritas lo recomendable es que mires qué se pide a tu alrededor, te dejes orientar por el camarero, pruebes y cuando descubras aquello que te encanta repitas.
 ¡Tú decides por dónde empezar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario