viernes, 18 de marzo de 2011

Boquerones rellenos, Garbanzos con bacalao y Torrijas

Aquí os dejo un par de platos muy típicos de estas fechas a la par que sabrosos

En primer lugar, unos boquerones rellenos, una manera diferente de disfrutar de este pescado tan común en las mesas andaluzas.

 libroderecetas.com

Se trata de una receta con la que se puede jugar bastante en cuanto al relleno. En este caso os dejamos éste ejemplo publicado en la web www.cocina.es.

Ingredientes: 

1/2 kg de boquerones 
1 latita de pimientos de piquillo (o pimiento morrón) 
2 latas de atún 
Pimienta blanca 
2 huevos 
1 cucharada de tomate frito 
Harina c/n 
Pan rallado c/n 
Aceite para freír

Modo de preparación:
Limpiar los boquerones quitándoles la espina central. Preparar el relleno con el atún, los pimentos, el tomate frito, un poco de pimienta blanca, y una pizca de sal. Amasar todos los ingredientes.

Poner sobre un boquerón abierto una porción de relleno, colocar otro boquerón encima y pasar por harina, huevo batido, y pan rallado. Haremos la misma operación con el resto de los boquerones.

Freír en aceite caliente y retirar sobre papel absorvente.

Servir y a disfrutar.

Y como segundo, ¿qué os parece unos garbanzos con bacalao?



Aquí os dejo la receta publicada en www.directoalpaladar.com:

Ingredientes para 4 personas:

400 gr. garbanzos remojados
200 gr. bacalao desalado
 ½ litro de caldo de pescado
250 gr. espinacas (pueden ser congeladas)
2 cebollas
1 huevo duro
2 dientes de ajo
1 rebanada de pan
1 cucharada de pimentón
un ramillete de perejil
una hoja de laurel
aceite de oliva
sal
una cucharadita de cominos (para favorecer la digestión).

Elaboración:

Remoja los garbanzos en agua caliente con bicarbonato y sal. A los 20 minutos, escurre y lava bajo el grifo. Cuece los garbanzos en una olla con agua ligeramente salada, hasta que queden al dente, no demasiado blandos. Si quieres puedes usar garbanzos cocidos en conserva, bien escurridos y lavados de su líquido, pero mejor los hechos en casa.
Desala el bacalao durante 24-48 horas, cambiando el agua varias veces, o cómpralo ya desalado, para ahorrar tiempo.
Si usamos espinacas frescas es mejor escaldarlas unos minutos en agua salada, para que queden tiernas, bien lavadas. Si son congeladas no es necesario, es suficiente dejarlas descongelar a temperatura ambiente o al microondas unos minutos. Una vez hecho esto, ya sean frescas o descongeladas, las picamos en una tabla.
Saltea en una sartén o cazuela un ajo picado con la cebolla picada. Cuando toma color añade el pimentón, que puede ser dulce o mezcla de dulce y picante, y el bacalao desalado y troceado. Añade también los garbanzos cocidos y las espinacas picadas. Cubre con el caldo de pescado, el laurel y una pizca de cominos, y remueve al calor unos minutos.
Aparte fríe un diente de ajo y una rebanada de pan. Maja o pasa por la batidora el pan frito con el ajo frito, el perejil y una yema de huevo duro, añadiendo un poco de caldo de pescado. Vierte sobre el guiso y deja cocer unos minutos hasta que la salsa espese.
A comer!!
Y por último, de postre, unas tradicionales Torrijas:

Para explicarlas qué mejor que este video de El cocinero Fiel:





Qué disfruteis!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario